lunes, 11 de enero de 2010

La negociación "vergonzosa" del Yasuní ITT


Aunque el presidente Correa fue quien expuso solemnemente en las Naciones Unidas en septiembre de 2007 la iniciativa Yasuní ITT, estableció en el 2009 una oficina para la iniciativa y nombró una comisión ecuatoriana de alto nivel con aprobación explícita para las negociaciones correspondientes, fue él mismo quien el sábado 9 de enero de 2010,  durante su habitual cadena radial,  tildó de "condiciones vergonzosas"  la propuesta de fideicomiso desarrollada en conjunto con PNUD.


Como es de esperarse no lo hizo de manera puntual sobre el documento,  sino que fue el pretexto ideal para plantear la explotación del curdo en el área en cuestión,  tomando como base la resolución del Bundestag de junio del 2008 en el que se plantea que si el dinero solicitado por la iniciativa (ver artículo anterior )  no llegaba del exterior, Ecuador pondría el petróleo del Yasuní ITT en licitación.

En Bundestag,  mientras los potenciales donantes exteriores preguntaban sobre los mecanismos de inversión, el Ecuador indicaba que el dinero debía recaudarse a través de un fideicomiso que brindara las garantías necesarias a los inversionistas.  Así,  el fideicomiso fue desarrollado entre la comisión negociadora y los técnicos del PNUD,  en la figura de un pre-acuerdo el cual se firmaría en Copenhague, pero la oportunidad se perdió cuando el presidente Correa, a parte de no asistir a respaldar la propuesta,  prohibió a última hora la firma de los Términos de Referencia del acuerdo entre Ecuador y el PNUD. 

Sin embargo, el canciller Falconí y los representantes del PNUD,  en una muestra magistral de profesionalismo,  aunque no firmaron el documento, consiguieron que los titulares de la prensa nacional e internacional indiquen que se estaba avanzando en la redacción de los contratos y además que el PNUD respaldaba la iniciativa Yasuní ITT calificándola como “fantástica”.

Mi posición: es una idea genial y el gobierno de la Revolución Ciudadana debe ser consistente con su política ambiental de la que tanto de se jacta, acá lo vergonzoso es lo actuado por el presidente Correa al negar los méritos de su canciller,  de su propia comisión negociadora y la probidad de los funcionarios del PNUD. 

Les adjunto el link con el pre-acuerdo del 24 de noviembre.  Ustedes dirán si este documento les parece “vergonzoso”.

1 comentario:

Orazio dijo...

Esta es la hora en que la ciudadanía debe organizarse y expresar qué modelo de desarrollo quiere. Aunemos esfuerzos para avanzar en esa dirección.
Un abrazo, Orazio